Categorías

Dintel de Rollizo de Madera

Dinteles en Edificación. Elementos a menudo olvidados

Toda edificación precisa de una serie de huecos en sus partes ciegas para permitir el acceso a la edificación o bien para permitir el paso de luz al interior a través de los huecos.

Es evidente que la parte que gravita sobre el hueco debe ser sujetada por algún elemento para no caer.  Estos elementos son los Dinteles en Edificación.

Por desgracia, a pesar de su importancia, los dinteles en Edificación son unos elementos a los que no se les presta la atención que pienso se merecen, siendo en muchos casos ejecutados sobre la marcha sin ningún tipo de especificaciones ni requerimientos de proyecto.

Echo de menos una mayor definición en los proyectos de edificación, ya que en muchos casos se limitan a nombrar a los dinteles dentro de las descripciones de otras partidas como “…incluso parte proporcional de dinteles, jambas…)”, dejando demasiado abiertas las opciones de elección por parte de los contratistas.

Esto lleva a que en muchas ocasiones se ejecuten de cualquier manera, sin un mínimo cuidado ni una elección correcta de los materiales a emplear, lo que lleva en no pocas ocasiones a producir fisuras y grietas en las inmediaciones de los huecos, extremadamente fáciles de evitar únicamente con una elección correcta del tipo de dintel a emplear y el cumplimiento de unos mínimos requisitos de ejecución.

Este artículo se me ocurrió escribirlo al ver por enésima vez unos dinteles ejecutados con viguetas pretensadas.  Evidentemente el sistema parece que funciona, pero a mí me resulta un horror esta solución, así que me propuse este artículo para comentar las características que considero deben cumplir los dinteles.

Como siempre comento, no pretendo hacer una tesis sobre los dinteles, pues existe extensa documentación hablando sobre el tema, pero sí que pretendo mencionar los puntos que considero más relevantes sobre la ejecución de dinteles.

En principio, como definición general podemos decir que los dinteles son los encargados de recibir el peso de los elementos que hay sobre el hueco y transmitirlo a las jambas del mismo, es decir, a los laterales.

Este cometido, que en principio puede parecer tan sencillo, y de hecho lo es, tiene sus particularidades para que además de sujetar, cumpla también otra serie de características necesarias.

Características Mínimas de los Dinteles

1.  Relación Hueco/Apoyo.  Como hemos comentado, los dinteles se encargan de trasladar los esfuerzos que existen sobre el hueco a los laterales, pero el punto de apoyo debe ser capaz de resistir la presión que recibe.

A mayor anchura de hueco, mayor peso gravitará sobre el dintel y por lo tanto mayor fuerza se transmitirá a los laterales.  Esa fuerza se traduce en presión, que será tanto menor cuanto mayor sea la superficie de apoyo (Presión=Fuerza/Superficie), de manera que para grandes huecos, deberemos aumentar la superficie de apoyo en los laterales para que la presión que reciben las jambas no sobrepase a la que puede resistir el material de que están compuestas y por lo tanto acabe produciéndose la rotura en ese punto.

2.  También, en relación al apoyo, deberá evitarse que sea un apoyo directo sobre el ladrillo, pues el contacto directo entre dos materiales tan rígidos, a la vez que frágil uno de ellos, favorecerá la rotura a la menosr deformación que se produzca (que de hecho se producirá sin duda).

Es conveniente por tanto colocar el dintel sobre un lecho de mortero, el cual se encargará de distribuir uniformemente los esfuerzos y de absorber las deformaciones que se produzcan sin que afecte al material de las jambas.

3.  Evidentemente, los dinteles deben tener la resistencia suficiente para resistir la carga que reciben.  Si no fuera así se romperían con el peso.

4.  También tiene que tener una inercia suficiente para no deformar en exceso, pues la deformación del dintel puede afectar a las carpinterías, provocando fallos en el cierre de ventanas, fisuras horizontales sobre la parte central o bien romper la parte interior de la esquina superior de la jamba por la flexión, ya que se concentran fuerzas en la esquina de la pieza cerámica, que rompe por su mayor fragilidad.

Lesión en Apoyo de Dintel

Lesión en Apoyo de Dintel

5.  Aunque parezca una obviedad, los dinteles tienen que llegar a los apoyos, pues sino no se transmiten las cargas más que a la carpintería, además de entrar en suficiente medida para transmitir las cargas con presión admisible para el apoyo.

Dintel sin apoyo en las jambas

Dintel sin apoyo en las jambas

6.  Es muy interesante la colocación de algún elemento que evite que el agua escurra hasta la carpintería, por lo que es conveniente que el dintel tenga goterón para que el agua no alcance la carpintería ni el encuentro entre ésta y la fábrica, punto de fácil acceso para el agua hacia el interior.

7.  No debe transmitir la temperatura exterior al interior, es decir, no debe ser un puente térmico.  Para ello es conveniente que no sea un elemento macizo en todo el espesor del sistema de fachada, sino que tenga interpuesto algún elemento aislante o un espacio de aire para cortar el paso de temperatura.

Tipos de Dinteles en Edificación

Existen varios tipos de dinteles en edificación, así que voy a enumerar someramente algunos de ellos y algún comentario sobre su colocación.

Viguetas Pretensadas de Hormigón

Este tipo de dintel lo pongo pero no porque crea que lo sea, sino porque se usa.  En mis obras no admito este tipo de dinteles, no me gustan en absoluto.

Dintel de Viguetas de Hormigón Pretensado

Dintel de Viguetas de Hormigón Pretensado

En primer lugar hay que tener en cuenta que cada cosas es para lo que es.  Las viguetas de hormigón son para ejecutar forjados, pero en ningún lugar dice que sirvan para ejecutar dinteles, aunque es demasiado habitual encontrarlos como tales por la facilidad de colocación y su precio, además de encontrarse a mano en cualquier obra.

Como comento, a mi particularmente no me gusta su utilización como dinteles por varias causas.  Suelen tener una ligera contraflecha, lo que a primera vista puede no tener la más mínima importancia, pero en vanos más o menos grandes hace que, al deformar y descender su parte central, los laterales empujan a la fábrica hacia el exterior, provocando tensiones si no se ha tenido en cuenta un pequeño espacio para permitir la deformación.

Además, esa deformación no es seguida de manera adecuada por los materiales sobre el dintel ni por los revestimientos, por lo que se producen grietas en la parte central del hueco, en la interfase entre la vigueta y el ladrillo superior.

Fisuras por flecha del dintel

Fisuras por flecha del dintel

Tampoco favorece mucho la utilización de este material el hecho de que tenga una sección irregular, ya que esto hace que el espesor del revestimiento exterior no sea el mismo y se puedan producir también grietas en las zonas de cambio de espesor, además de no ser un soporte especialmente adecuado para la adherencia de morteros de revestimiento.

Dintel de Perfil Metálico

A diferencia del dintel ejecutado con vigueta pretensada, el dintel metálico es un tipo que me gusta mucho más siempre que se ejecute teniendo en cuenta determinadas condiciones.

Se trata de dinteles ejecutados con perfiles metálicos sobre los que apoyan las piezas de fábrica.  Los perfiles pueden ser de cualquier tipología, siendo lo más habitual (salvo requerimientos estéticos) utilizar perfiles en L.

Dintel de Perfiles Metálicos

Dintel de Perfiles Metálicos

Como veis en la imagen, una de las principales ventajas que nos permite este tipo de dintel es que podemos ejecutar huecos del tamaño que necesitemos, pues en realidad no transmite las cargas a las jambas (o no debería), sino que las transmite al propio forjado, pues el dintel se encuentra colgado del mismo.

Otra ventaja es que puede quedar prácticamente oculto, siempre y cuando tengamos la precaución de dejarlo ligeramente retranqueado respecto a la fábrica.  También se puede dejar totalmente oculto practicando un corte a “pistola” de las piezas cerámicas, de manera que se oculte el canto del perfil.

Entre las condiciones que hay que tener en cuenta para su correcta ejecución podríamos comentar que hay que asegurar que el metal se encuentre perfectamente protegido frente a la oxidación, por lo que deberá llevar imprimación antioxidante y además repasar los puntos en los que la haya podido perder durante la ejecución debido a soldaduras, golpes, etc…

Otra condición importante es la correcta elección de los elementos de cuelgue.  La importancia de este elemento viene determinada por la tendencia al giro que se produce en el perfil en L, ya que el peso de la fábrica se encuentra separada una pequeña distancia del punto de cuelgue, lo que provoca un momento y por lo tanto una tendencia al giro del perfil.

Esquema de vuelco de dintel de perfil metálico

Esquema de vuelco de dintel de perfil metálico

En muchas ocasiones se tiende a colgar el perfil por medio de varillas o redondos, pero no es una buena práctica, ya que estas piezas no evitan el vuelco que he comentado.  Es conveniente por tanto que las piezas de cuelgue sean pletinas soldadas al perfil en dirección perpendicular al mismo, de manera que la inercia que le da su anchura evite el vuelco debido al peso descentrado de la fábrica.

Doble dintel colgado con varilla

Doble dintel colgado con varilla

En algunas ocasiones se colocan pletinas a ambos lados del perfil sujetando ambas alas del mismo.  A mi me gusta más la opción primera, es decir, la colocación con pletinas perpendiculares, pero siempre que se evite el vuelco y se permita la ejecución de la fábrica la solución escogida puede ser válida.

Dintel con perfiles metálicos colgado con pletinas

Dintel con perfiles metálicos colgado con pletinas

La colocación de las pletinas por la parte delantera del perfil dificulta bastante la colocación posterior de la fábrica cerámica, teniendo en muchas ocasiones que cortar las piezas para poder ajustarlas al espacio dejado por las pletinas.  Es por ello que prefiero soldarlas a la cara de la L que queda en la parte interior de la fábrica (en la cámara o intradós).

Aunque ya he comentado que en realidad este tipo de dinteles no transmite cargas a las jambas, en ocasiones se omite la colocación de tirantes al forjado por considerar que la carga es escasa o que no es necesario.  En esos casos debe evitarse el apoyo directo sobre la jamba, interponiendo una capa de mortero que haga de “colchón” entre dos elementos tan rígidos para evitar que se rompa la cara interior de la parte superior de la jamba al deformar el dintel.

Apoyo de Dintel de Perfil Metálico

Apoyo de Dintel de Perfil Metálico

Dinteles prefabricados

Son elementos específicos fabricados expresamente para este cometido, por lo que la gran ventaja es que ya están dimensionados para un determinado hueco y una determinada carga y sus condiciones de colocación están totalmente definidas por el fabricante.

Pueden estar fabricados de hormigón, cerámica o materiales polímeros y suelen llegar a obra ya con elementos de anclaje a forjados, goterón, apoyos y todos los elementos necesarios para su montaje.

Dintel prefabricado

Dintel prefabricado

Dintel Prefabricao

Dintel Prefabricado

Algunos modelos tendrán preparados elementos de anclaje con el forjado, aunque en otros casos lo que facilitan es el armado de un cargadero que se ejecuta in situ sobre el propio dintel, de manera que se mejora la compatibilidad de deformaciones y se evitan fisuras debidas a flechas.

Detalle dintel prefabricado

Detalle dintel prefabricado

Como contrapartida vemos que suelen quedar vistos, por lo que en algunos casos puede no quedar estéticamente bien, pero desde luego es una solución muy válida.

Dinteles In Situ

Los dinteles in situ, como su nombre dice, son los ejecutados en la propia obra aprovechando los propios materiales de que está compuesta la fábrica.

Lo más habitual es cortar piezas cerámicas en forma de “pistola”, de manera que se colocan en la parte superior del hueco, se coloca un ligero armado y se hormigonan formando un cargadero que soporta la carga y la transmite a las jambas.  De esta manera no se aprecian cambios de material en fachada.

Dintel in situ de ladrillo a sardinel

Dintel in situ de ladrillo a sardinel

En estos casos hay que tener muy en cuenta el ancho del hueco, pues de dicha dimensión depende el armado que se coloque y la inercia que necesitemos para evitar que se deforme.

Cuando los huecos son pequeños no hay ningún problema, se pueden colocar los ladrillos a testa (lado corto en vertical), pues no es necesario aumentas la inercia.  Al estar el ladrillo apoyado en su lado largo, la altura es menor y por lo tanto el cargadero que se forma tiene menor inercia.

Detalle Dintel in Situ

Detalle Dintel in Situ

En caso de tener huecos mayores habría que colocar los ladrillos a sardinel, apoyados en el lado corto y por lo tanto el cargadero queda con mayor altura, mayor inercia y por lo tanto menor deformación.

Algunos sistemas constructivos como los muros de bloques de hormigón o los muros de termoarcilla tienen sus propias piezas especiales para ejecutar los dinteles in situ.  Hay que tener en cuenta las piezas específicas del sistema para que se cumplan las especificaciones del material.

Dinteles de madera

Es el tipo de dintel más tradicional, utilizado habitualmente en edificaciones rústicas, normalmente en poblaciones con climas fríos, pues una de sus principales cualidades es la de no transmitir el frío exterior hasta el interior del edificio.

Dinteles de Madera

Dinteles de Madera

Hay que tener la precaución de tratar la madera para garantizar su durabilidad y evitar que le afecten los agentes atmosféricos, pero con los debidos cuidados tendrán una durabilidad muy elevada como se puede comprobar en muchas construcciones de hace años, en las cuales siguen intactos los dinteles.

Algunas Patologías

Como he comentado al principio, en demasiadas ocasiones se descuida la colocación de dinteles y se deja a la improvisación durante la ejecución de la obra, aunque como vamos a ver hay que prestar tanta atención a los dinteles como a cualquier otro elemento de la edificación.

Veamos unos pocos ejemplos de lesiones debidas a la mala elección o colocación de dinteles.

Una de las características de los dinteles que hemos comentado es la necesidad de que debe apoyar en las jambas, pues en caso contrario acaba cediendo.  Menos mal que las obras de fábrica tienen a sustentarse por ellas mismas y redistribuyen los esfuerzos hasta formar los arcos de descarga.

 Arco de Descarga por Fallo de Dintel

Arco de Descarga por Fallo de Dintel

En la siguiente imagen, lo que vemos es la rotura de la jamba del hueco debido, seguramente al exceso de carga que le transmite el dintel, el cual a pesar de ser metálico parece que no se debe encontrar debidamente colgado y por lo tanto transmite excesiva presión a la pieza cerámica.

Además, aunque no se aprecia del todo bien, se puede ver como se ha descascarillado el ladrillo (también en la parte interior de la jamba).  Esto ha sido debido seguramente a la deformación del dintel, el cual al flechar transmite mayor carga justo en la esquina de la pieza que lo recibe.  Esto se podría haber evitado colocando una pequeña capa de mortero de cemento entre ambos materiales.

Rotura en apoyo de dintel

Rotura en apoyo de dintel

Esta misma lesión vemos también en las siguientes imágenes.  En este caso el hueco es mucho mayor, pues se trata de una zona de acceso de vehículos, pero como podéis ver ha roto completamente el ladrillo en casi toda su altura por cortante.

Rotura en apoyo de dintel

Rotura en apoyo de dintel

Rotura en apoyo de dintel

Rotura en apoyo de dintel

Además, en este mismo dintel se ha puesto muy poco cuidado en su ejecución, pues mirad como han dejado el perfil en el lateral de la edificación.

Desde luego no parece lo mejor para garantizar la durabilidad del perfil metálico.

Deficiente terminación de dintel metálico

Deficiente terminación de dintel metálico

La siguiente ya la he mencionado antes.  La deformación diferencial entre materiales provoca que se abran grietas en la interfase entre ambos.

Fisura por flecha de dintel

Fisura por flecha de dintel

Fisura por fallo de dintel

Fisura por fallo de dintel

CONCLUSIONES

No son elementos que debamos dejar a la improvisación durante la obra, sino que tienen que ser tenidos en cuenta desde la concepción del edificio como un elemento más, tan importante como otros, así que desde aquí reclamo una mayor atención a este importante elemento.

_________

¿Te ha resultado interesante el artículo? Me gustaría conocer tu opinión y tu experiencia en la ejecución de dinteles, así que te invito a participar a través de los comentarios.

Si te ha gustado… ¡¡¡Compartelo!!! a lo mejor a tus contactos también le puede resultar interesante

 

Todas las Imágenes del artículo y alguna más relacionada puedes encontrarlas en mi galería de Flickr.

Quiero agradecer al compañero Isidro León, de Som Arquitectura (www.somarquitectura.com) que me facilitara alguna de las imágenes que he utilizado en el artículo.  Te animo a seguir a Isidro en @SomArquitectura o en la página de Facebook de VACarquitectura, donde comparte imágenes de edificios de la Comunidad Valenciana.

 

Enrique Alario  ·  Arquitecto Técnico Valencia  ·  Perito Judicial  ·  Máster en Tecnología de la EdificaciónArquitecto Tecnico Valencia · Arquitecto Tecnico Paterna · Arquitecto Tecnico Valencia · Arquitecto Tecnico Paterna · Arquitecto Tecnico Valencia · Arquitecto Tecnico Paterna · Arquitecto Tecnico Valencia · Arquitecto Tecnico Paterna

, , , ,

40 Respuestas a Dinteles en Edificación. Elementos a menudo olvidados

  1. sabino quispe 24 diciembre, 2013 at 16:29 #

    Gracias por las ilustraciones que muestras sobre estas estructuras,yo quissiera saber cual es la diferencia entre el DINTEL y LA VIGA COLLARIN.Gracias por tu respuesta….y que tengas unas felices fiestas.

    • Enrique Alario Catalá 15 enero, 2014 at 17:29 #

      Hola Sabino, gracias a ti por participar. No acabo de entender a qué te refieres con lo de la viga collarín. Si me lo concretas un poco más podría intentar resolver la duda.

  2. Arnaldo Tejada 2 diciembre, 2013 at 15:37 #

    Hola Enrrique me ha parecido una buena exponencia tu tema me gustaria preguntarte algo, quizas puedas aclarar este desconocimiento que tengo y/o duda a la vez, cual es la longitud maxima que puede tener un dintel sin que se le coloque una columna a ambos estremos del dintel? osea para que el dintel deje de ser dintel y sea llamado o se convierta en viga? gracias de antemano

  3. Aparejata 26 noviembre, 2013 at 14:31 #

    Hola Enrique. Ante todo, enhorabuena por tu dedicación y aclaraciones. Es genial tener compañeros como tú. Te planteo una duda a ver cuál es tu impresión.
    Se me presenta una patología idéntica a la de la sección que pones sobre el vuelco del dintel de perfil metálico. Existe una fisura horizontal y continua en toda la longitud de la fachada (unos 30 m) marcando la arista inferior del forjado. Ese hecho, unido a que los pilares están retranqueados unos 50 cm de la línea de fachada, hace que todo el paramento de 30 m carezca de elementos que lo rigidicen (existe un ventanal corrido sin machones de ladrillo ni nada en esos 30 m) y el vuelco del dintel es evidente.
    Mi duda es en vistas a la posible reparación:
    1- Por una parte pienso que si ya se ha generado el vuelco, puedo dejar el perfil volcado y simplemente vendar o coser las fisuras y reparar, suponiendo (y rezando) que no siga volcándose. Pero al carecer de elementos de rigidización como lo machones, puede que futuros movimientos puedan volver a generar grietas.
    2- Una segunda opción que se me ocurre es reforzar o rigidizar esos dinteles que se han volcado por el interior pero la intervención me parece un tanto faraónica (abre la hoja interior, coloca otro perfil o o tirante de refuerzo, carpintería corrida que molesta, cierra la hoja…)
    Para más inri, se han cepillado el goterón con todas sus consecuencias.
    Te has encontrado algún día con esa patología? cómo la has reparado?

    Muchas gracias

    • Enrique Alario Catalá 29 noviembre, 2013 at 21:02 #

      Hola compañero. Si que tiene pinta de tratarse de un vuelco, pero no me atrevería a aventurar una solución sin conocer más a fondo el tema. Desde luego la definitiva podría ser reforzar por dentro. Lo de vendar o coser no creo que funcionara a largo plazo, pues si siguiera volcando no sería capaz de resistei y fisuraría de nuevo.

      No me he encontrado directametne con esta lesión, pero desde luego no parece fácil la solución. Siento no poder ayudarte más y te deseo suerte en la solución. Si encuentras una solución viable te invito a que la compartas en el blog por medio de un artículo sobre el trabajo de estudio y reparación… ¿te animas?

      Un saludo

      • Anónimo 5 diciembre, 2013 at 18:51 #

        Hola Enrique. Se me ha ocurrido una solución que pienso que debe funcionar. Como la hoja exterior es de ladrillo panal, voy a apoyar en ella unos pilarcillos cada 4 m (coincidiendo con los pilares que está más retrasados). Estos pilarcillos pueden ser de ladrillo macizo o un perfil metálico. Sobre esos pilarcillos colocaré un dintel confencional (bien de perfil metálico o vigueta, etc,) que se encuentre justo bajo el cargadero que a volcado. De esta forma iré recomponiendo la fachada dándole la estabilidad que necesita.

  4. Nacho 24 octubre, 2013 at 12:46 #

    Hola a todos.

    Muchas gracias por compartir conocimientos con el resto de la sociedad y además desinteresadamente. Como futuro comprador de una vivienda es de gran ayuda unos mínimos conocimientos sobre técnicas constructivas ya que por desgracia hoy en día es más prioritario el beneficio económico del constructor y/o promotor antes que una calidad en la construcción. Ayuda a identificar déficits tanto de ejecución como de planificación. Es deprimente que hoy en día haya que saber un poco de todo para que no te tomen el pelo y gente como tú que ofrece sus conocimientos son de gran ayuda.

    Para que tengais una idea de a que me refiero. Mi novia se compró hace dos años un ático pequeñito de nueva construcción por 300000 euros (en el cénit de los precios por desgracia). Hemos tenido problemas en la finca con humedades, con falta de aislamiento en los conductos de aire acondicionado (con la consecuente pérdida de rendimiento), dejaron las tuberías de agua que venían del grupo de presión por fuera de la fachada y expuestas al sol y que eran de plástico/silicona (no he visto el material plástico exacto), los radios de curvatura de las rampas de garaje se cerraban e incumplian la normativa, etc… Respuesta del constructor “denúnciame, la empresa ha cerrado y no vas a sacar nada”. Increíble. Por cierto, ya que eres de Valencia tal vez la conozcas. Se llama “Entrejardines”.

    Por esto y mil cosas más, muchas gracias por tus conocimientos.

    Saludos.

    • Enrique Alario Catalá 24 octubre, 2013 at 12:50 #

      Hola Nacho, gracias por tu comentario, la verdad es que hemos pasado una época del “todo vale” que nos ha llevado a la situación en que estamos.

      Creo que la urbanización a la que te refieres está en Valterna ¿no? si es así sí que la conozco, vivo en Valterna.

      Gracias de nuevo y un abrazo

  5. Aldo Sabbag Fernández 12 febrero, 2013 at 17:57 #

    Arq. Catalá, me parece excelente su artículo; en general cuando calculo reciclajes y hay que realizar aberturas o eliminar paredes portantes utilizo perfiles metálicos, son fáciles de transportar, colocar y más “limpios en la ejecución. Felicitaciones por su artículo.

    Saludos Ing. Aldo Sabbag Fernández (Asesor de estructuras en la Municipalidad de Montevideo-Uruguay)

    • Enrique Alario Catalá 12 febrero, 2013 at 20:10 #

      Muchas gracias Aldo, me alegro que te haya resultado tan interesante, es un gusto tener lectores del otro lado del charco…

      Un gran abrazo

  6. Pablo Gálvez 23 enero, 2013 at 12:52 #

    Enhorabuena Enrique, tu artículo me ha parecido buenísimo, extenso pero concreto y bien documentado. Soy arquitecto y te he encontrado buscando casos similares al que tengo entre manos. Estoy analizando una grieta en una jamba que creo que se ajusta al caso que tu explicas de rotura en apoyo de dintel, pero me gustaría conocer tu opinión, ya que eres un experto en el tema. Te puedo mandar por e-mail las fotos para que las veas y me des tu opinión?
    Gracias y continua así, que ya te tengo fichado en mis favoritos!
    Pablo

    • Enrique Alario Catalá 23 enero, 2013 at 14:05 #

      Hola Pablo, me alegra que te haya resultado interesante el artículo. en cuanto a lo que me comentas de mandarme fotos y ver tu caso, si quieres puedes enviarlas a info(arroba)enriquealario.com, estaré encantado de poder ayudarte, aunque como siempre comento, es dificil poder estar seguro de nada solo con una fotos. Envíalas y veremos que se puede hacer.

      Gracia y un saludo

  7. Fran 8 enero, 2013 at 19:12 #

    Buenas Enrique y demás compañeros.

    Acabo de terminar la carrera hace tres meses y quería hacer una pregunta. Respecto a los dinteles metálicos en L, entiendo que, dependiendo del espesor del muro, existirá una altura máxima de cuelgue de perfil aproximadamente, ¿no es así? ¿Sabríais indicarme qué valores no deberían superarse en estos casos?

    Saludos.

    • Enrique Alario Catalá 8 enero, 2013 at 19:55 #

      Hola Fran, gracias por participar en el blog. No termino de entender la pregunta que planteas.. ¿a que altura máxima de cuelgue te refieres? Evidentemente, dependiendo de la altura que cuelga la carga sobre el dintel varía y por lo tanto las dimensiones del perfil también, pero no se si es a esto a lo que te refieres.

  8. héctor gonzalo 8 octubre, 2012 at 12:38 #

    Muy interesante Enrique. Muchas gracias (una vez más) por tu aportación

  9. Manuel Álvarez 7 octubre, 2012 at 23:50 #

    Muy completo y útil el artículo. Gracias.

  10. El apa 1 octubre, 2012 at 16:21 #

    Hola Enrique, te indico:

    - Hecho de menos alusiones a los “cargaderos”, termino que ahora mismo recuerdo mucho más emplearlo que dintel.
    - Los perfiles metálicos estructurales IPE o IPN, se usan mucho como cargaderos. Seria interesante comentarlo y los problemas que dan para su acabado con la fachada.
    - Los apoyos de los cargaderos, a veces se “calzan” con cualquier cosa y así pasa.
    - Ojo los perfiles en L pequeños se usan muchas veces y flechan creedme xd.
    - Otro detalle, las carpinterías no son dinteles y no se porque las suelen usar como tal.

    Bueno animo y espero que rellenes con un poco de mortero el post :P.

  11. alfonso 1 octubre, 2012 at 13:48 #

    Muy interesante el articulo Enrique, como siempre.

    Es curioso, varias de las imagenes que incluyes en la entrada son comunes en muchas de las obra que tanto yo como otros compañeros hemos controlado. Otro caso de cargadero improvisado es directamente el no colocar cargadero y colocar una hilada de ladrillos sobre el hueco armando el tendel con dos barras de diametro 10 ó 12 bajo el fundamento “justificadisimo” del “siempre lo he hecho asi”.

    Un saludo.

  12. José García 1 octubre, 2012 at 10:21 #

    Gran artículo como siempre Enrique, un saludo.

    • Enrique Alario Catalá 1 octubre, 2012 at 11:29 #

      Gracias José, un saludo

  13. Raúl 29 septiembre, 2012 at 23:24 #

    Me ha gustado mucho este artículo Enrique. Cuando hacía edificios de viviendas, utilizaba cargaderos de chapa plegada de acero, la verdad es que funcionaban muy bien; si la carga superior era elevada, soldaba un angular L50 a la cara superior del cargadero con el fin de darle mayor inercia a la sección del mismo y evitar una deformación excesiva. Por otra parte, procuraba hacerle un goterón a modo de pestaña a 45′, tal y como indicabas. Por último, siempre calculaba la longitud de los apoyos mediante una simple fórmula que me imagino que la mayoría de vosotros conocéis: l. apoyo= L/10 > 10cm, siendo L la luz del hueco a salvar.
    Bueno, te mando saludos y te ánimo a seguir enseñándonos un poco de todo al resto

    • Enrique Alario Catalá 1 octubre, 2012 at 11:28 #

      Gracias Raúl por tu comentario, me parece muy acertado pues mencionas un tema que no he comentado en el artículo, como es la proporción de apoyo sobre las jambas. Importante es el tema del goterón, aunque en perfiles metálicos se omite en la mayoría de ocasiones.
      Gracias de nuevo y un saludo

  14. JUANJO 29 septiembre, 2012 at 13:57 #

    Gracias Enrique por el post.
    Añadir que no son pocas las veces que lesiones asociadas a los dinteles, como las que reportas, se interpretan como posibles movimientos de las cimentaciones, lo cual es algo así como diagnosticar una gripe como si fuera un cancer.

    Un fuerte abrazo
    juanjo

    • Enrique Alario Catalá 1 octubre, 2012 at 11:25 #

      Gracias Juanjo, estás en lo cierto, los diagnósticos en ocasiones se hacen demasiado apresurados tomando en cuenta únicamente los primeros indicios. Como decía Sergio (www.elblogdeapa.com) en el comentario anterior, es necesario investigar para poder dar un diagnóstico certero, para lo que en ocasiones es necesario practicar catas u otros ensayos.
      Gracias de nuevo y un saludo

  15. Pedro Cantó 28 septiembre, 2012 at 22:02 #

    Enrique, te felicito por el articulo y estoy contigo en que dinteles pretensados, NO, nunca jamas.
    En mi trayectoria profesional he visto dinteles de muchos tipos, pero hace años veo a un oficial con unos ladrillos en el suelo al que le estaba rozando unos ladrillos un poquito por debajo y en un lateral y le pregunté ¿que haces?….su respuesta fue, “que me estoy fabricando un dintel”, lo que hizo luego fue pasarla dos varillas de acero corrugado por debajo y dos por detras y encima los tapó con mortero de cemento, cuando tenía un monton terminados y hechos una pieza……..los colocó!!! y haber quien era el guapo que diferenció el ladrillo de tabiquería con el de dintel!!.
    Bueno una anecdota que me llamó la atencion y me gustó!!.
    Saludos y felicidades.

    • Enrique Alario Catalá 1 octubre, 2012 at 11:21 #

      Gracias Pedro, como siemrpe muy amable con tus comentarios. Ciertamente inventos como el que comentas están a la orden del día, pero creo que en algunas ocasiones pueden ser incluso admisibles, siempre y cuando estén ejecutados por oficiales de los de toda la vida, de esos que tardaron 20 años en alcanzar la categoría de oficial tras pasar por peones de todos los tipos y que por lo tanto saben lo que hacen, de que ya quedan pocos.
      Un saludo

  16. Eulogio Sánchez 28 septiembre, 2012 at 19:56 #

    Te felicito, Enrique, por el artículo.
    Gracias por tu dedicación y entrega a extender Sabiduría en nuestra Profesión.
    Un abrazo.

  17. Félix Rivas 28 septiembre, 2012 at 16:29 #

    Muy interesante Enrique, estoy contigo que no se le da los dinteles la importancia que merecen, tanto en proyecto como en ejecución; sobre todo teniendo en cuenta que son elementos que se supone que obligatoriamente tienen que estar en posesión de marcado CE cuando se incorporan a fábricas de ladrillo.

    • Enrique Alario Catalá 28 septiembre, 2012 at 17:58 #

      Cierto Felix, es un tema que no he comentado, pero al igual que la mayoría de elementos de los edificios, precisan marcados y controles que no se pueden realizar cuando se improvisan.
      Gracias por el comentario y un saludo.

      • Félix Rivas 29 septiembre, 2012 at 11:01 #

        El proyecto como siempre muchas veces no ayuda nada en esto, gracias a tí por este artículo tan oportuno e interesante Enrique. Saludos.

  18. José Manuel 28 septiembre, 2012 at 11:47 #

    Este artículo me ha gustado especialmente. Por que coincido contigo es un elemento pocas veces definido en los proyectos y que se define durante la obra lo que en ocasiones provoca futuras patologías más o menos comunes como las que describes.
    Por mi zona para las fachadas a revestir se suelen usar dinteles prefabricados a tal efecto con anchos y luces de diversas medidas, incluso yo he utilizado dinteles de piedra natural de 5 cm para acabados de mucha calidad. Para la obra vista están los prefabricados de hormigón o poliméricos , cuya estética no me satisface, los metálicos de diversas maneras , y en este caso yo suelo colocar si la economía de obra lo permite unos dinteles prefabricados de hormigón con el canto de la misma obra vista de la fachada, con un acabado esteticamente y técnicamente difícil de superar.
    Yo en mi modesta aportación reivindico también que estos, como tantos otros elementos, sean más especificados en los proyectos para evitar improvisaciones de última hora.

    Gran aportación.

    • Enrique Alario Catalá 28 septiembre, 2012 at 17:57 #

      Gracias por el comentario José Manuel, me alegra que coincidamos. Me parece muy interesante la experiencia que comentas con la ejecución de dinteles.
      Un saludo

  19. @inmirh 28 septiembre, 2012 at 11:39 #

    Muy interesante.
    Este verano he tenido la oportunidad de hacer una referencia a los dinteles en fábricas de piedra en una próxima publicación de un manual en la editorial Innovación & Cualificación. Veo que este tipo no lo has incluido y tienen mucho de originarios en lo que se refiere al arco de descarga.
    También fomenta los nuevos nichos de negocio en la construcción con la bioconstrucción, sostenibilidad y medio ambiente.

    • Enrique Alario Catalá 28 septiembre, 2012 at 17:55 #

      Cierto compañero, no los he mencionado por no saber utilizarlos. No me gusta hablar de lo que no se, pero estaría encantado de que pudieras compartir con los lectores del blog cualquier conocimiento al respecto, es un tema que me parece muy interesante y por desgracia olvidado por muchos. Te invito a escribir artículo desarrollando el tema ¿te apetece?
      Un saludo

    • Victoriano Glez. 28 septiembre, 2012 at 19:07 #

      Apoyo la invitación de Enrique Alario

      • Enrique Alario Catalá 28 septiembre, 2012 at 19:17 #

        Gracias por el apoyo Victoriano

  20. TREBALLS VERTICALS PENEDÈS 28 septiembre, 2012 at 9:31 #

    Muy buen articulo, de interés para Técnicos y no técnicos.
    Ameno, útil y de fácil entendimiento para todos….. explicándose el porque de las patologías que nos encontramos en los edificios día a día y que todos podemos advertir con un poco de atención……

    Gracias Enrique!!

    • Enrique Alario Catalá 28 septiembre, 2012 at 17:52 #

      Gracias por la felicitación, me alegra que os haya resultado instructivo, aunque por desgracia no es tan simple definir algunas de las patologías que generan los dinteles, por eso intento que se ejecute bien desde el principio, para que no haya que ir buscando lesiones una vez terminados.

      • El apa 29 septiembre, 2012 at 11:58 #

        Enhorabuena por el post, ya hacia falta verte por aqui :).
        Efectivamente, corroboro lo de las patologías ¡mucho cuidadito, porque nos podemos montar una “falsa” película y generar un falso diagnóstico–>Es necesario invesigar mediante catas, ensayos… o más de una vez nos vamos a llevar alguna sorpresita y quizás nos pongan la cara colorada.

        • Enrique Alario Catalá 1 octubre, 2012 at 11:22 #

          Gracias Sergio, estoy de acuerdo con lo que comentas, ojo a las patologías pues lo que se comenta en el artículo es una simplificación del problema, no se puede coger como referencia de nada… para ello hay que ir a documentación más extensa y que profundiza mucho más en el problema.
          Gracias de nuevo y un saludo.

Anímate a participar, deja un comentario...

Utilizamos cookies propias y ajenas para facilitar el uso y elaborar estadisticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso más información

El uso de cookies en esta web es utilizado para facilitar el uso y elaborar estadísticas, así como aquellas que se instalan por parte de los patrocinadores de la web. En ningún caso se almacenan datos personales. El uso de cookies mejora la navegación por parte del usuario. En caso de continuar la navegación, se interpreta una aceptación implícita del uso de cookies. Pincha en "aceptar" para no volver a ve este mensaje hasta dentro de mucho tiempo. Gracias y disculpa las molestias, es por ley.

Cerrar